jueves, 17 de marzo de 2016

Vivir es morir

"Los hombres se parecen a esos relojes de cuerda que andan sin saber por qué. Cada vez que se engendra un hombre y se le hace venir al mundo, se da cuerda de nuevo al reloj de la vida humana, para que repita una vez más su rancio sonsonete gastado de eterna caja de música, frase por frase, tiempo por tiempo, con variaciones apenas imperceptibles." (Schopenhauer)


"To live is to die" (Vivir es morir) es una canción instrumental compuesta por el grupo Metallica, la cual forma parte del disco "..And Justice for All" de 1988. Se trata de una composición a modo de homenaje póstumo que la banda brindó a su bajista Cliff Burton fallecido en 1986.

Este trabajo, de una enorme calidad musical, tiene una interpretación, digamos oficial, en cuanto a su significado. Esta interpretación la podéis leer por ejemplo aquí: https://es.wikipedia.org/wiki/To_Live_Is_to_Die

Sin embargo, yo os voy hacer una interpretación propia (es lo bueno que tiene la música -y la poesía-, que deja siempre la puerta abierta a que cada cual la aproveche para expresar sus propias ideas ;):

La canción, de 9 minutos de duración, sólo tiene un pequeño fragmento de voz (en el minuto 7:30), el cual es parte de una poesía que la hermana de Cliff encontró entre las cosas del músico de manera fortuita tras la muerte de éste en un accidente de tráfico. La letra dice lo siguiente:
"When a man lies, he murders some part of the world, these are the pale deaths which men miscall their lives, all this i cannot bear to witness any longer, cannot the kingdom of salvation take me home?"
que viene a traducirse en algo así como:
"Cuando un hombre miente, mata una parte del mundo, estas son las muertes pálidas a las que los hombre mal llaman "sus vidas". Ya no puedo soportar ser testigo de todo esto, ¿no puede El Reino de la Salvación llevarme a casa?"
Esta letra no es sin embargo completamente original, y se supone que Cliff utilizó en parte un fragmento de un poema previo de Stephen R. Donaldson que dice:
"These are the pale deaths
which men miscall their lives:
for all the scents of green things growing,
each breath is but an exhalation of the grave.
Bodies jerk like puppet corpses,
and hell walks laughing."
Es decir:
"Estas son las muertes pálidas
que los hombres mal llaman sus vidas:
toda la esencia en las cosas que crecen,
toda respiración no es más que una exhalación hacia la tumba.
Los cuerpos se sacuden como marionetas muertas,
mientras el infierno continúa riendo."
Yo creo que Cliff intenta con su poema hacernos ver lo desilusionado que se sentía con la vida. Me parece que intentó transmitir con esas palabras el absurdo y el sinsentido del mundo, y su angustia ante esa realidad que tan patente ya le parecía. Y en este sentido, creo que la banda logra hacer un gran tributo con el tema "To live is to die".

En este tema se pueden apreciar varias partes melódicas muy bien diferenciadas, a las cuales cada cual le pone un significado distinto, y que yo interpreto del siguiente modo:

Al inicio la introducción es muy lenta, de estilo clásico y suave, lo que simboliza en mi opinión los primeros años de vida de una persona: es decir; la dulce y despreocupada infancia. Al cabo de un minuto, sin embargo, la música se vuelve repentinamente violenta y agresiva: este momento se puede correlacionar sin duda con la llegada de la adolescencia y el comienzo de la verdadera lucha personal contra el mundo. El mundo se vuelve un entorno hostil, y nuevos y variados instintos empujan al individuo con vehemencia en la búsqueda por resolver fuertes necesidades sexuales, de poder, dominación y, por supuesto, de consumo.

Esta lucha continúa durante años con rabia y determinación, hasta que llega un momento en que se alcanza una especie de cima en la vida. En el minuto 5 de la canción se simboliza esta paz temporal que alcanza el hombre cuando finalmente logra apaciguar en parte todo este gran impulso de necesidad aparecido: el individuo sobrepasa la juventud y, con suerte, logra las principales metas que le propuso la vida: posiblemente logró ya unos estudios o trabajo, y una pareja estable. Un hogar independiente y el hecho de probablemente traer ya en camino un nuevo ser al mundo mediante un embarazo.

Poco a poco, sin embargo, el tema se vuelve más duro de nuevo: nuevos problemas y necesidades aparecen en el camino de la vida conforme nuevos instintos nos empujan ahora con más fuerza aún en la crianza de estos hijos. Unos hijos que son como extensiones de nosotros mismos, y que nos hacen padecer con el dolor y la necesidad que ellos sufren, tanto o más de lo que logra hacerlo nuestro propio dolor personal.

Finalmente, en el minuto 7:30 llega la revelación: ¿qué sentido tiene todo esto? Vemos en nuestros hijos el mismo ciclo vital que ya nosotros seguimos antes, pero no vemos otra cosa más que nueva necesidad y dolor: ¿y para qué? Al mismo tiempo aparece ya en nosotros los primeros síntomas de la vejez y la enfermedad, y esta angustia se acentúa.

La música continúa con un ritmo fuerte y agresivo, lo que implica el resto del camino de padecimiento que toda persona debe seguir a pesar de que consiga llegar en algún momento a la revelación del absurdo; incluso entonces, se ve impulsado a ayudar a sus propios hijos a continuar el sonsonete de la vida; es decir; a ayudar en la crianza de sus nietos utilizando sus últimas fuerzas. Toda esta lucha instintiva continua hasta que, en el minuto 9, la música vuelve a la suavidad y al reposo melódico: la muerte finalmente se hace evidente (se la siente cerca) y nos embauca con su oferta de Salvación: de eterno descanso. Nos seduce con la prometida redención de la lucha, con la redención vital.

Una lágrima cae por la mejilla del anciano mientras éste comprende la absurda tarea existencial que se ha visto obligado a soportar. En el minuto 9:51 la canción termina abruptamente: la muerte, como siempre, inesperadamente ha llegado. Todo terminó por fin: la persona se ha visto Salvada del infierno del instinto (como diría Mainländer, el verdadero "demonio").