sábado, 8 de abril de 2017

Vamos ya pa casa

La ilusión de la vida
es un momento
es un momento
La ilusión de la vida
es un momento
La ilusión de la vida mi alma
es un momento
es un momento
es un momento
es un momento
es un momento
que sino se aprovecha mi alma
son sufrimientos
son sufrimientos
son sufrimientos
son sufrimientos
son sufrimientos
y yo quiero vivirla mi alma
siempre contento
siempre contento.
(Camarón de la Isla)


Dentro de un rato tengo que visitar a un familiar muy querido que ha sido diagnosticado con una enfermedad terminal. Y como no puedo, o al menos yo no sé, como expresar con la suficiente dignidad literaria la tristeza que me produce tener que compartir estos momentos con una persona que sabe que sus días están contados; una persona que por otra parte ha sido siempre alguien alegre y optimista y muy buena persona, no tengo más remedio que aprovecharme del arte ya existente para transmitir mi pesar. En concreto, quiero de manera anónima dedicar a este familiar y amigo esta obra maestra. Una Sevillana de Camarón de la Isla que describe con muy pocas palabras en sus cuatro coplas la vida de toda persona: creencia, amor, deseo, y sufrimiento (junto a la constante lucha por evitar este sufrimiento y alcanzar esa ilusión que es la felicidad):




Un abrazo, amigo mío.